Tarifas de compra y arriendo de contenedores dry continúan cayendo

2019-02-21
Drewry proyecta que la situación solo se estabilice para 2020

Las tarifas de contenedores cayeron por debajo de los costos de construcción en el último trimestre de 2018, mientras que los fabricantes deberán reducir su número si desean volver a obtener ganancias en 2019.

La producción de contenedores dry aumentó en 2018, creando un exceso de suministro que llevó a una fuerte caída en los precios. Los fabricantes ahora están luchando para cubrir sus costos, y es probable que frenen la producción en un esfuerzo por contener sus pérdidas y apuntalar los precios. Lo anterior, según la última edición del informe del servicio de investigación Drewry's Container Census, Leasing & Equipment Insight que indica que la actual situación podría tener implicaciones para la disponibilidad de equipos de contenedores en el transporte marítimo.

Una caída en el precio del acero podría haber aliviado la presión sobre los fabricantes, pero los precios de los contenedores han estado cayendo más rápido que los costos, y las escasas ganancias de los últimos dos años se revirtieron en el cuarto trimestre, con pérdidas de US$ 100-US$200 por contenedor para los constructores. Mientras tanto, Drewry ha estado reduciendo la previsión de la demanda de transporte de contenedores, por lo que los recortes de producción podrían no hacer mucho para elevar los precios. Teniendo en cuenta estos factores, Drewry espera que los precios de los contenedores dry sigan cayendo y solo se estabilicen en 2020.

Leasing

Manteniendo la tendencia de los últimos años, la industria del leasing de contenedores ha sido pionera en términos de inversión en nuevos equipos, y sus flotas están empezando a parecer un poco infladas. Con el mercado cada vez más saturado con contenedores dry, la utilización comenzó a disminuir y las tarifas de arriendo comenzaron a disminuir. Las perspectivas para 2019 sugieren que las cosas podrían empeorar para las compañías de leasing, ya que Drewry prevé una desaceleración en las transferencias de contenedores en los puertos después del crecimiento del 4,7% del año pasado.

A pesar de la desaceleración del crecimiento del comercio global, la capacidad de los contenedores se expandió a un ritmo mucho más rápido en 2018 y este espacio adicional creará una mayor demanda de equipos arrendados. Sin embargo, cualquier beneficio de este tipo será de corta duración, ya que el crecimiento de la capacidad de los buques se verá atenuado este año, ya que más de las entregas programadas para 2019 se retrasarán hasta 2020, proyecta Drewry.

Pero esto al menos modera los temores de restringir la disponibilidad de equipos, lo que ha sido una preocupación constante para los dueños de carga, especialmente aquellos ubicados en el interior y a cierta distancia de los terminales marítimos.

Relación clave

El criterio clave a observar es la relación entre los contenedores y la capacidad de espacios operativos en los buques.

Al final de la última década, esta proporción se mantuvo en un factor de 2,0, pero desde entonces ha disminuido a alrededor de 1,90. Cuando la inversión se agotó en 2016, la relación se redujo a solo 1,88 desde que se recuperó con el aumento de la producción. La última edición del informe Drewry's Container Census, Leasing & Equipment Insight estima que la relación de operación alcanzó 1,91 en 2018 y se prevé que aumente en los próximos años.

Drewry proyecta que los precios de los contenedores y las tarifas de arriendo continúen disminuyendo este año hasta que se estabilicen en 2020. Aunque se espera que esta debilidad del mercado haga disminuir la producción de nuevos equipos, la disponibilidad de equipos seguirá siendo suficiente gracias a la moderación del comercio global y al crecimiento de la flota de buques portacontenedores.

Por MundoMarítimo 

Share On: