Tarifas de arriendo a largo plazo de contenedores dry estándar aumentaron más de un 50% en 2017

2018-07-11
Sin embrago, alza de precios de equipos recién fabricados limitaron los retornos cerca de un 9%

Las tarifas de arriendo de contenedores y los retornos de inversión en efectivo siguen siendo débiles, pese a la recuperación del año pasado. El temprano aumento de los precios de los contenedores que elevó los valores a su nivel más alto en cinco años continuará afectando los retornos, de acuerdo con la última revisión de pronósticos del informe anual Container Census & Leasing de Drewry, publicado este mes.

Las tarifas de arriendo a largo plazo para contenedores dry estándar aumentaron más de un 50% en 2017, recuperación iniciada el año anterior y causada por la quiebra de Hanjin que dejó grandes cantidades de equipos confiscados y, por lo tanto, fuera del mercado. Pero los precios de los contenedores recién fabricados aumentaron en un margen similar, limitando los retornos de la inversión en efectivo alrededor de un 9%.

"Con un pequeño cambio en las tarifas de arriendo previsto para los próximos años, se pronostica que la rentabilidad de la inversión seguirá bajo presión", comentó Andrew Foxcroft, analista principal de Drewry para equipos de contenedores. "A pesar de que hemos visto los retornos acercarse a un 10% en el primer semestre de este año, no esperamos que estos niveles se mantengan dada la reciente acumulación de stock de fábrica".

La vuelta al crecimiento

Con perspectivas para el comercio mundial que parecen más prometedoras y la desaceleración del crecimiento de la capacidad de los buques, los operadores navieros y especialmente las compañías de leasing han estado expandiendo vigorosamente sus flotas de contenedores. Después de que la expansión casi se detuvo en 2016, la flota de contenedores creció un robusto 3,7% el año pasado, cuando la industria se apresuró a alcanzar la demanda.

Las perspectivas para los próximos años son casi tan buenas. Se espera que la producción de contenedores supere los 3,5 millones de TEUs desde 2017 a 2020, lo que constituiría las cifras de producción más consistentes observadas en más de una década.

"Dado que los compradores habían recortado demasiado sus adquisiciones en 2016, el último año de aumento la producción- hasta un 80% en 2017- se ha concentrado en equipos estándar y particularmente en contenedores 40 pies high-cube", indicó Foxcroft. "Drewry pronostica que el 75% de la capacidad construida en la segunda mitad de esta década será de este tipo", detalló el especialista.

Esta expansión de la flota todavía está siendo impulsada por el sector de leasing. Las líneas navieras han enfocado su inversión en buque en lugar de contenedores en los últimos años, mientras que el sector de leasing -impulsado por una serie de consolidaciones que generaron un nuevo líder del mercado, Tritón, luego de su fusión con TAL hace dos años- observa a sus principales actores luchando por mejorar su posición.

Las fusiones recientes redujeron la cantidad de grandes empresas de leasing a Triton, Florens, Textainer y Seaco. Estos gigantes necesitarán ejercitar su fuerza de mercado para recuperar sus inversiones. A pesar de la utilización persistente de más del 96%, las tarifas de arriendo habían permanecido en un largo y lento descenso durante la mayor parte de la presente década hasta la recuperación del año pasado. Pero un aumento adicional probablemente sea limitado y, por lo tanto, se espera que los retornos se mantengan relativamente débiles.

Por MundoMarítimo 

 

Share On: