Ruta Norteamérica-ECSA muestra recuperación en tarifas y demanda

2018-10-30
Ocupación media de los buques hacia el norte se elevó en agosto encima del 70% por primera vez en dos años

Hasta el momento ha sido un año pobre en la ruta de portacontenedores entre Norteamérica y la Costa Este de Sudamérica (ECSA), pero la demanda y las tarifas de fletes se han recuperado en los últimos tiempos, señala un reporte de Drewry.

América Latina marcó el pronóstico de crecimiento del rendimiento de puertos más bajo para este año entre las ocho regiones en el último informe de Drewry Container Forecaster, y se espera que la movilización de contenedores en sus puertos aumente en menos del 1%. Los temores de que los planes de austeridad de Argentina no serían suficientes para contener su crisis económica y las fuertes caídas en el valor de las monedas argentinas y brasileñas son factores inquietantes, mientras que la huelga de los camioneros en Brasil también afectó el desempeño portuario.

El malestar se demuestra en los flujos de contenedores bidireccionales del primer semestre entre América del Norte y la Costa Este de América del Sur (ECSA), que fueron bastante estables en comparación con el mismo período del año pasado. La mayor parte del daño produjo en el centro de operaciones de ECSA en el sentido norte de la ruta hacia Norteamérica, donde la disminución eliminó las ganancias en sentido sur.

De acuerdo con las estadísticas proporcionadas por Datamar, el transporte de contenedores en la ruta headhaul disminuyó un 3,5% interanual después del primer semestre de 2018 a aproximadamente 285.000 TEUs. Sin embargo, los datos más recientes sugieren que el mercado de exportación se está fortaleciendo. El volumen mensual de agosto es el mejor en al menos dos años y representa un aumento del 15% respecto a igual mes del año pasado. Parecería que las devaluaciones de la moneda y el fin de la acción de la huelga están dando tardíamente algún impulso al mercado de salida, platea el reporte de Drewry.

Dado el poder de compra más débil de los consumidores de ECSA, la solidez relativa del comercio de importación desde Norteamérica resulta sorprendente. Los números de Datamar muestran que la demanda había aumentado un 5,6% después de seis meses de este año a alrededor de 240.000 TEUs y crecimiento de la tarifa aumentó su ritmo aún más en julio (+11% interanual) y agosto (+6,7% interanual).

Solo hay cinco servicios de contenedores semanales en el comercio de Norteamérica-ECSA, cuya capacidad es controlada en gran parte por cuatro navieras: CMA CGM, Hamburg-Sud (Maersk Line), Hapag-Lloyd y MSC. El tamaño promedio de los buques desplegados es de 5.400 TEUs, que van desde 3.100 TEUs a 6.900 TEUs. No ha habido ninguna noticia en los servicios significativa en los últimos meses, aparte de que CMA CGM haya agregado otro puerto de recalada en EE. UU. (Freeport en Texas) a su servicio de Brasex (nueve buques con un promedio de 3.400 TEUs) Esto a expensas del puerto de Altamira en México.

Con tan pocos servicios, no se necesita mucho para ajustar la capacidad en gran medida, pero los actores clave generalmente han mantenido constante el nivel de suministro en los últimos meses, con algunos itinerarios faltantes que ayudan a reducir la disponibilidad de espacios en los portacontenedores en comparación con el último año. Respecto a septiembre del año pasado, la ocupación de los espacios disminuyó un 1% en la ruta en sentido norte y sur.

El enfoque conservador de las navieras para la gestión de la capacidad dio sus frutos en agosto, ya que el aumento en la demanda hacia el norte elevó la utilización promedio de los buques por encima del 70% por primera vez en nuestra serie que se remonta a dos años. El impacto en las tarifas de flete fue inmediato, ya que Drewry's Container Freight Rate Insight mostró que las tarifas de referencia al contado de Santos a Nueva York aumentaron en US$1.000 /FEU para aterrizar a US$3.610 / FEU en agosto. Las tarifas disminuyeron en septiembre, lo que indica que los fundamentos de la oferta y la demanda se suavizaron en cierta medida, pero aún estaban un 22% por encima de donde residían en el mismo punto en 2017. Un peak similar, aunque con un monto de dólar más bajo, se observó en la ruta en sentido sur desde julio. En este caso las tarifas se han mantenido firmes desde entonces.

Para Drewry pareciera ser que la ruta en sentido norte ECSA- Nortamérica se está recuperando. Igualmente plantea que no se debe esperar que las navieras agreguen más capacidad hasta que las cosas se calmen.

Por MundoMarítimo

Share On: