\"Maersk Honam\" culmina reestructuración tras sufrir incendio en 2018 y se apronta a navegar

2019-07-29
Volverá al océano bajo el nombre de \"Maersk Halifax\" con una nueva proa y dotado de un depurador

Casi exactamente 17 meses después de haber sufrido un importante daño estructural en un incendio, el buque portacontenedores de 15.282 TEU de Maersk Line “Maersk Honam” ha sido reconfigurado para volver al servicio con un nuevo nombre, de acuerdo al último reporte de Alphaliner, al que MundoMarítimo accede en forma exclusiva.  

Tras los primeros trabajos realizados en Dubái, su espectacular traslado a Corea del Sur y ser sometido a extensas reparaciones en un astillero de Hyundai Heavy Industries (HHI) en Ulsan, se espera que el buque restaurado pronto vuelva a las operaciones bajo el nombre de “Maersk Halifax”.

“Maersk Honam” fue entregado en septiembre de 2017 como la tercera unidad de una serie de nueve buques compactos de 15.282 TEUs que Maersk había ordenado a HHI a mediados de 2015, junto a otros dos buques añadidos al pedido en una fase posterior.

En comparación con el ULCS de 15.000 TEUs 'estándar', el nuevo el tipo Maersk-H era único por sus dimensiones más compactas. Con una eslora de 353 metros y una manga de 53,30 metros, los buques poseen una hilera menos y una fila más ancha que sus contrapartes.

Sólo medio año después de su inauguración, el “Maersk Honam” se incendió el 6 marzo de 2018, mientras navegaba en el Mar Arábigo. El fuego, que tristemente cobró la vida de cinco miembros de la tripulación, devastó la nave y destruyó gran parte de su carga.

Una vez que los bomberos finalmente extinguieron, Maersk decidió remolcar la nave a Dubái para evaluar su situación y recuperar su carga.

Si bien la evaluación mostró que más allá de las secciones del buque dañadas por el fuego, se observó que parte de popa de la nave, incluyendo la sala de máquinas, había permanecido en gran parte intacta.

Maersk entonces optó por un enfoque inusual para poner al “Maersk Honam” de vuelta al servicio: la naviera designó a Drydocks Dubai para seccionar el barco por la mitad y reciclar la estructura dañada. Al mismo tiempo, ordenó a HHI la construcción de una nueva sección de proa y del bloque de acomodaciones para reemplazar las partes destruidas.

En febrero de 2019, la sección de popa intacta del buque fue puesta a flote sobre el buque semisumergible de 100.000 TPM “XIn Guang Hua”, que transportó el casco hasta el puerto de Ulsan. Allí se unió con la proa recién construida y la caseta.

El ya inusual proceso tuvo dos particularidades adicionales: la remodelación de la proa y la instalación de un depurador SOx.

Las prestaciones náuticas de la nave clase 'H' de Maersk podrían mejorarse con una proa rediseñada, menos acampanada. Las secciones delanteras fueron reequipadas con la proa remodelada, mientras que las secciones posteriores fueron construidas directamente junto con el nuevo diseño de la proa. De este modo “Maersk Honam”, fue una de las primeras naves “resurgidas” de su restauración con una proa diferente de la que se construyó originalmente.

Además de esto, Maersk -supuestamente- decidió usar el tiempo de inactividad de la nave en el astillero para instalar un sistema de depuradores. El ex “Maersk Honam”, ahora convertido en el “Maersk Halifax”, se ha transformado en el primer buque clase H con ese equipamiento.

Otros buques de la serie podrían ser reequipadas posteriormente, luego que Maersk, que un principio se mostró contrario al uso de depuradores salió a la luz, se comprometió a un importante número de reacondicionamientos mediante scrubbers en su flota.

Se espera que el 'nuevo' “Maersk Halifax” zarpe desde el astillero en el los próximos días para unirse al servicio 'AE11/Jade' de la ruta Asia-Mediterráneo bajo el marco de la alianza 2M el próximo 5 de agosto. El portacontenedor restaurado será la nave más pequeña en este servicio que posee una flota mixta con naves de 16.000 a 19.500 TEUs de Maersk y, predominantemente, de MSC.

Por MundoMarítimo 

Share On: