El complejo periodo de recuperación de las tarifas de flete tras el Año Nuevo Chino

2019-02-06
Una pronta revalorización dependerá de la oferta de capacidad y la disciplina tarifaria de las navieras

Como es habitual, la recuperación de las largas celebraciones del Año Nuevo Chino, iniciado oficialmente el 5 de febrero, puede tomar un buen periodo de tiempo, contrario a los deseos de las navieras que esperan que la resaca en términos de las tarifas de fletes sea de corta duración, expone un reporte de Drewry.  

Las vacaciones del Año Nuevo Lunar, ahora firmemente arraigadas en el calendario del transporte marítimo, hacen que las fábricas cierren cuando las familias de todo el país se reúnen durante una semana de descanso en el trabajo. El impacto común en el transporte de contenedores es que los precios aumentan a medida que aumenta la demanda antes del Año Nuevo Chino y luego disminuyen una vez que comienza la fiesta.

Para contrarrestar la demanda anticipada, las navieras generalmente dejan en blanco una serie de itinerarios en un intento por igualar de mejor forma la oferta con la demanda. Este año no es diferente; Drewry ha contabilizado 15 itinerarios en blanco anunciados para febrero solo para las rutas entre Asia y la Costa Oeste de América del Norte, mientras hay ocho de esos viajes para la ruta Asia-Norte de Europa.

Estas reducciones temporales de capacidad han sido relativamente exitosas. La investigación llevada a cabo por Drewry muestra que la caída en las tarifas spot en la semana posterior al Año Nuevo Chino ha sido modesta en los últimos siete años. Usando las tasas de referencia semanales del World Container Index (WCI) de Drewry para Shanghái - Róterdam y Los Ángeles, desde 2012 (Año del Dragón), el descenso promedio inmediatamente después del Año nuevo Chino ha sido de aproximadamente -1,5% para ambas rutas.

La magnitud de esas disminuciones semanales es algo con lo que las navieras podrían convivir. Pero el verdadero problema para ellos, como lo demuestra la investigación, es que las tarifas pueden tardar mucho tiempo en volver al nivel pre- Año Nuevo Chino y en algunos casos todavía no lo han hecho. Por ejemplo, las tarifas de Shanghái a Róterdam bajaron solo un 2,1% inmediatamente después de que comenzó el Año del Caballo en 2014, pero aún no han regresado a esa altura. La espera más larga en la ruta Shanghái - Los Ángeles fue de 296 semanas después del Año de la Serpiente en 2013.

Fecha clave

Es como si el Año Nuevo Chino actuara como una especie de momento decisivo para la fijación de las tarifas; un techo que no se puede romper ninguna cantidad de retoques en la capacidad. Los fundamentos del mercado, por supuesto, juegan un papel importante en la velocidad de la recuperación, pero la historia reciente sugiere que hay algún elemento de un impedimento psicológico que rodea al Año Nuevo Chino. El viejo adagio de que las tarifas bajan mucho más fácil de lo que suben parece ser aplicable, ya que las navieras han luchado rutinariamente para poner en marcha el mercado después de esta fecha.

Si bien es imposible precisar por qué prevalece esta atmósfera, Drewry sospecha que el tiempo ha jugado un papel no cuantificable en el pasado. Los transportistas y alianzas a menudo reorganizan sus redes de servicios alrededor del inicio del segundo trimestre a medida que se ajustan a un nuevo tonelaje. Tener que absorber capacidad adicional y racionalizar los servicios durante el tiempo de inactividad posterior a al Año Nuevo Chino para las tarifas podría prolongar el tiempo que demora la recuperación de las tarifas de flete.

Perspectivas para 2019

De acuerdo con el informe de Drewry las navieras volverán a reajustarse en las rutas Este-Oeste en marzo y abril, con un nuevo servicio Asia-Europa de Ocean Alliance, junto con otros buques que aumentarán su tamaño en otros lugares. Esto implicaría otra larga espera para ver que las tarifas spot regresen al nivel de la semana pasada.

Desde el punto de vista de Drewry, habrá una diapositiva habitual, que sería más parecida al período de recuperación más benigno que la del año pasado cuando las navieras tuvieron que esperar alrededor de 20 semanas para que las rutas Asia-Europa y Transpacífico regresaran a los niveles previos al Año Nuevo Chino.

Se espera que el crecimiento de la demanda en la ruta Asia Occidental- Norte de Europa sea mucho más fuerte en 2019 que el año pasado y, como ya lo ha mencionado Drewry estima que los operadores serán más proactivos en la gestión de la capacidad a través de aplazamientos de nuevas construcciones, mayor desguace y navegación con velocidad reducida. La situación en el Transpacífico es menos predecible y será dictada en gran medida por el resultado de la disputa comercial entre China y EE. UU.

Además, las navieras han acumulado cierto impulso al alza en las tarifas de fletes durante el año pasado, particularmente en el mercado Transpacífico, lo que podría facilitar que las cosas se muevan nuevamente después del Año Nuevo Chino.

Finalmente, para Drewry, a pesar de los riesgos, la velocidad de recuperación de las tarifas luego del Año Nuevo Chino debería ser más rápida que la observada en años anteriores si las navieras se centran en la gestión de capacidad y la disciplina de precios.

Por MundoMarítimo 

Share On: