Damco: todo indica que su negocio logístico se fusionaría con Maersk Line

2018-09-13
Grupo Maersk sellaría preliminarmente su reestructuración la próxima semana con el anuncio

Los días de Damco como marca independiente parecen estar contados, ya que el proceso de reestructuración de Maersk implicaría la absorción del negocio de logística, que cuenta con 10.000 empleados, por parte de Maersk Line, según señalan fuentes citadas por ShippingWatch.

Las fuentes indican que la próxima, semana cuando Maersk presente una significativa revisión de su actual estructura, Damco probablemente comenzará a operar como una unidad dentro del Grupo.

Según las fuentes, el estatus de Damco como marca y negocio individual ha sido el centro del escenario en los esfuerzos de ajuste del Grupo en los últimos meses, los que están dirigidos a otorgar una mayor solidez y fluidez a Maersk.

Proceso de reestructuración

El anuncio de la próxima semana marcará la culminación preliminar de un proceso de dos años destinado a reestructurar al Grupo, y naturalmente, es esperado con gran interés por parte de los empleados y ejecutivos. Hasta que los detalles del anuncio se den a conocer y se publiquen, la actividad a nivel ejecutivo se mantendrá al mínimo.

Habría varias razones por las que desmantelar Damco como marca tendría sentido y así pase a ser la unidad de Logística y Servicios de Maersk Line.

Estructuras incompatibles

La compañía de logística ha sido durante mucho tiempo un lastre económico para Maersk, que incluso ha enviado a directores ejecutivos como Hanne B. Sorensen a la sede de la firma en La Haya para encausar el negocio. Pero esto ha resultado todo un desafío. Además, Damco posee una estructura completamente diferente a la de Maersk Line, lo que parece ilógico para los clientes, así como para Maersk a nivel interno. Ambas compañías son parte del negocio de la cadena de suministro, es decir, las empresas a las que los clientes se enfrentan cuando buscan enviar un contenedor desde un punto a otro.

Pero donde Maersk Line está estructurado de acuerdo a servicios o rutas entre hubs y otros puntos clave, Damco está organizado por zonas geográficas. Este desacoplamiento es en particular un elemento que Maersk busca eliminar con un movimiento que se espera ayude a centrar en Maersk Line el futuro negocio de contenedores principalmente.

Esto también significará una expansión de la nueva unidad de negocio Ocean, nueva configuración financiera de Maersk para su negocio de contenedores.

Una pregunta que queda abierta tiene relación con qué si la eliminación del nombre de Damco en el muro corporativo en La Haya, implicaría el traslado de la unidad a Copenhague. Damco, junto con APM Terminals, tiene su base en los Países Bajos. Esto tiene sentido para el operador de puertos y terminales, que se encuentra cerca de Róterdam, el puerto más grande de Europa; pero para Damco, la ubicación en Holanda puede haber estado más motivada por el beneficio fiscal de tres años que las compañías extranjeras reciben cuando se trasladan al país, apuntan los observadores.

Traslado a los Países Bajos

El CEO de Damco en ese momento (2012), y actual CEO de Hapag-Lloyd, el holandés Rolf Habben Jansen, tomó la decisión de trasladar la sede de la compañía de logística de Copenhague a La Haya. Esto fue exactamente hace seis años, el 11 de septiembre de 2012, misma fecha en que Damco se embarcó en una expansión masiva. En la ocasión, 75 empleados se mudaron a La Haya.

"En 2013 daremos algunos pasos importantes para simplificar nuestros negocios y hacerlos más eficientes. También planeamos invertir geográficamente para estar donde nuestros clientes quieren que estemos en el futuro, lo que significa que nuestra red global crecerá de alrededor de 350 a 600 oficinas", dijo Jansen en ese momento.

La siguiente CEO, Hanne B. Sorensen, continuó la estrategia cuando asumió el cargo aproximadamente un año después.

Pero Damco ha estado lejos de cumplir esta ambición. Cuando su CEO fue Klaus Rud Sejling, quien es conocido como especialista en resolver los problemas del Grupo, se refirió a los acontecimientos el año pasado, reconociendo que había una necesidad de "cambiar las reglas".

Además del suspenso sobre cómo una decisión sobre Damco afectará a los 10.000 empleados, también se aguardan noticias acerca de la futura estructura ejecutiva. Sejling es, junto con el CEO del Grupo Soren Skou, uno de los principales impulsores del nuevo plan, por lo que sin duda jugará un papel en el futuro. Otra pregunta, aún más abierta, se refiere a cómo impactará la decisión final, por ejemplo, en las gerencias regionales.

Por MundoMarítimo 

Share On: