Débil demanda de Alemania y Reino Unido golpea al transporte de contenedores en la ruta Asia- Norte de Europa

2018-08-07
Sin embargo, el alza de las tarifas debería sostenerse durante la temporada alta

Los decepcionantes volúmenes del primer semestre en la ruta Asia-Norte de Europa son dispares a otros mercados en auge, pero se aprecian señales de mejora a medida que las tarifas se recuperan.

Los datos revisados por Drewry muestran que el transporte marítimo de contenedores en la ruta señalada en el primer semestre de 2018 fue casi idéntico a los primeros seis meses del año pasado con casi 4,9 millones de TEUs. Según las nuevas cifras de CTS, la demanda hacia el oeste disminuyó un 1,6% interanual en el segundo trimestre, luego de una ganancia al alza de 1,8% en el primer trimestre.

Gran parte del problema en esta ruta comercial proviene de una demanda más débil en los dos principales mercados de ingreso: el Reino Unido y Alemania, que representan aproximadamente dos quintas partes de los flujos hacia el oeste.

Las ventas minoristas en Alemania siguen siendo flojas a pesar de las encuestas de confianza que muestran a un consumidor más optimista, mientras que en el Reino Unido a pesar de una mejora en las perspectivas de crecimiento salarial y empleo, la confianza del consumidor parece estancarse en la crisis.

La falta de claridad sobre lo que realmente significará el Brexit para la salud económica del Reino Unido, junto con un aumento en los precios de la gasolina, han llevado a los hogares británicos a adoptar un enfoque más cauteloso para los préstamos y el gasto.

El rendimiento indiferente de la demanda el primer semestre finalmente ha provocado algún movimiento por parte de las navieras en el lado de la oferta. Maersk Line ha anunciado que suspenderá un servicio 2M no especificado de Asia-Norte de Europa a finales de septiembre o principios de octubre para "equilibrar nuestra red de acuerdos con los requisitos del mercado". Sujeto a una mayor demanda, el servicio podría regresar en diciembre, añadió Maersk.

Para Drewry la introducción de nuevos portacontenedores ultra grandes (ULCVs) ha visto escalar fuertemente en los últimos meses los espacios disponibles hasta en aproximadamente un 10% interanual en julio.

La adición nuevos portacontenedores de gran tamaño en un momento de baja demanda demostró ser una combinación tóxica para las navieras en los primeros meses del año y las tarifas spot en la ruta al oeste se ubicaron por debajo de la barrera psicológica de los US$1.000 por contenedor de 40 pies. Esta erosión de las tarifas no solo provocó que los precios spot subcotizaran las tarifas contractuales anuales, sino que llegó en un momento en que las navieras comenzaron a enfrentar un fuerte aumento en los costos del combustible.

Desde entonces, la utilización de buques ha mejorado ligeramente y los esfuerzos de los proveedores para restablecer las tarifas han tenido cierto éxito. A partir de la semana pasada, las tarifas spot promedio de Shanghái a Róterdam fueron cercanas a los US$1.800 / FEU a mediados de octubre, según lo informado por el índice Drewry's World Container, cifra que es un 56% más alta el 26 de abril.

Para Drewry este mercado clave está girando lentamente a favor hacia las navieras y con las reducciones de capacidad planeadas, el alza las tarifas de carga debería mantenerse durante la temporada alta.

Por MundoMarítimo 

 

Share On: