Astilleros surcoreanos ceden terreno en I+D y competidores chinos acortan la brecha

2018-04-05
Además, su fuerza de trabajo alcanzó los mínimos históricos en 2017

La industria de la construcción naval está mejorando gradualmente este año. Sin embargo, existe una creciente preocupación de que los "tres grandes" constructores de buques de Corea del Sur: DSME, SHI y HHI, las que verán debilitada su futura competitividad, ya que han estado llevando a cabo una reestructuración a gran escala y luchan por recortar costos debido a las pobres ganancias de los últimos años, informó BusinessKorea.

A lo anterior se suma la acción del actor más grande, China, cuya competencia se ha intensificado. Si bien, las compañías surcoreanas todavía tienen un liderazgo en términos de tecnología, su brecha con el gigante asiático se reducirá en el futuro, ya que se han visto forzadas a recortar recientemente sus inversiones en investigación y desarrollo (I+D). Además, es muy probable que los astilleros surcoreanos aseguren trabajadores calificados en el futuro a medida que su fuerza laboral alcance un mínimo histórico, según expertos del mercado.

Según fuentes de la industria, la suma cantidad combinada de inversiones en investigación y desarrollo realizadas por los tres mayores constructores navales surcoreanos, ascendió a US$195.740.000 en 2017, un 42% bajo los US$ 337.220.000 de 2013, anotando una disminución en cuatro años consecutivos.

El monto de las inversiones de I+D de los constructores navales el año pasado alcanzó un mínimo en 13 años después los reducidos US$ 191.860.000 2004.

Hyundai Heavy, que realizó la mayor inversión en I+D entre los tres, gastó US$85.740.000, menos de la mitad de los US$192.890.000 en 2016. SHI disminuyó sus inversiones en I+D en un 25,1% alcanzando los US$65.620.000 en 2017, mientras que DSME redujo un 22,6% el presupuesto a US$44.290.000.

Las tres compañías gastaron US$495.590 millones en I+D en 2013, que fue más del doble que el año pasado.

La industria de la construcción naval también está preocupada de que se esté socavando un potencial futuro de supervivencia ahora. Algunos dicen que los astilleros surcoreanos deben aumentar sus gastos en I+D a pesar de las menores ganancias porque las regulaciones medioambientales más fuertes han llevado a una creciente demanda de buque amigables con el medioambiente y los avances en tecnología de la información hacen que la competencia por el desarrollo de naves inteligentes sea más dura.

También disminuye la fuerza de trabajo

El tamaño de la fuerza de trabajo de los tres armadores también alcanzó un mínimo histórico. El número de sus empleados ascendió a 37.410 el año pasado, perdiendo casi un 20% de los 46.235 en 2016. La cifra ha disminuido por tercer año consecutivo desde 2014.

Algunas fuentes de la industria también dicen que los tres astilleros poseen demasiados empleados en comparación con sus ventas, pero el proceso de reducción de trabajadores puede hacer a las empresas perder a los más calificados.

Un caso similar lo vivió Japón que entregó el liderazgo en la industria de la construcción naval a Corea del Sur y China, perdiendo una cantidad considerable de trabajadores calificados clave en el proceso de llevar tras una reestructuración a gran escala en el pasado.

Otro problema es que los tres grandes astilleros no están contratando talento joven. Como las tres empresas no han llevado a cabo un reclutamiento abierto para nuevos empleados durante los últimos dos o tres años por razones financieras, la industria de la construcción naval en su conjunto está perdiendo su vitalidad.

Por MundoMarítimo 

            

    

Share On: