A buen paso continúan las inversiones portuarias en Sudamérica, pese a las turbulencias políticas

2019-11-18
Desarrollos podrían contribuir a calmar aguas tanto en el sector público como en el privado

Las turbulencias políticas que vienen sacudiendo Sudamérica en los últimos tiempos y que encienden alarmas que podrían alterar el clima de las inversiones en los puertos, y la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China, cuyo impacto en el comercio mundial es evidente; a primera vista no tendrán mayores consecuencias en los procesos de inversión privada y pública en infraestructura y equipamiento portuarios que están en marcha”, sostiene el abogado, árbitro y profesor de Derecho Marítimo, José Antonio Pejovés 

En efecto, indica, “tenemos que la región vive un momento en el que las inversiones en proyectos portuarios, que si bien es cierto podrían estar mejor, permite alentar expectativas prudentes desde la perspectiva de mirar el vaso ‘medio lleno’ de tal modo que se contribuya a propiciar un ambiente positivo que intente calmar las aguas tanto en el sector público como en el privado, vinculados con la industria portuaria”.

Según el abogado algunas importantes publicaciones circuladas en el TOC Américas 2019, celebrado en Cartagena de Indias hace pocos días, informan de inversiones en el sector portuario sudamericano que es oportuno poner en relieve.

En esa línea detalla que el último número de la publicación inglesa World Cargo News, contiene una parte dedicada a Sudamérica –Americas Focus-, en la que destacan diversos procesos de inversión privada y pública en los puertos, la presencia de operadores portuarios chinos, y el hecho de que Brasil, Colombia y Perú están atrayendo la mayor atención en la región. Se menciona la inversión de aproximadamente US$170M que está realizando DP World en la infraestructura del Puerto de Santos (Brasil); la inversión de US$150M con financiamiento del BID, que realizará Itapoá Terminais Portuários en el Puerto de Santa Catarina de Itapoá (Brasil); los US$300M que invertirán SPBC y CMA CGM en el desarrollo del Puerto de Antioquia (Colombia); los US$50M que invertirá COMPAS en el Puerto de Cartagena (Colombia); y el proyecto de US$3000M que llevarán a cabo Cosco Shipping Ports y la minera Volcan para el desarrollo del Puerto multipropósito de Chancay en Lima (Perú).

El abogado, si bien no se indican en la mencionada publicación, aporta al conteo el pronto inicio de las ampliaciones de las dos terminales del Puerto del Callao que operan DP World y APM Terminals, e inversiones en los puertos de Paita, Salaverry y General San Martín. También menciona las inversiones efectuadas por DP World en el último año y medio en el Puerto de Posorja (Ecuador) para el desarrollo de su primera fase –ascendente a US$538M según Container Management Latin America- y la adquisición en abril de este año de Pulogsa en Chile; las inversiones de China Merchants Ports en el Puerto de Paranaguá (Brasil), y los US$250M que invertirá el Gobierno de Bolivia para la modernización y construcción de nuevas facilidades en Puerto Busch –Canal Tamengo-. World Cargo News- indica Pejovés, menciona también los procesos de concesión realizados este año en puertos ubicados en los estados de Pará, Paraiba y Espirito Santo (Brasil); el proceso de concesión del Puerto de Buenos Aires (Argentina) conducido por la Administración General de Puertos; y el proceso de asociación publico privada que está impulsando la Administración Nacional de Puertos para el desarrollo del Puerto Logístico de Punta Sayago (Uruguay).     

El abogado anota igualmente que las inversiones portuarias en Sudamérica, también son tratadas en el último número de octubre de la revista inglesa Container Management Latin America, que hace referencia a la citada inversión de DP World en el Puerto de Posorja. Son mencionadas además en esta revista, la inversión de US$7M efectuada por Montecon en instalaciones para carga refrigerada y la próxima adquisición de equipos para la terminal que opera en el Puerto de Montevideo (Uruguay); inversiones logísticas hechas en Puerto Coronel (Chile) y equipos adquiridos por Yilport en Puerto Bolívar (Ecuador). Por último, dedica algunas páginas a analizar la situación que se presentará en el Puerto de Buenos Aires, por el próximo cambio de Gobierno en la Argentina.

En el mismo sentido, la revista Port Strategy –también inglesa- informa que Contecton/ICTSI, invertirá US$30M en extender el alcance de sus grúas y dragar la terminal que opera en el Puerto de Guayaquil (Ecuador), monto que se adiciona a los US$315M ya invertidos. Esta revista se refiere también a los procesos de modernización portuaria en Chile, como la ampliación de la concesión del Puerto de Talcahuano; la ejecución de obras por US$3M en la terminal Arturo Prat del Puerto Punta Arenas, que incluye un nuevo muelle tipo dolphin; y la ampliación que se hará en el Puerto de San Antonio.

Pejovés sostiene que “para conservar la confianza de los inversionistas en Sudamérica, además de reducir el ruido político, es necesario disponer de reglas claras y predictibles que ofrezcan seguridad jurídica. En este orden de ideas, es necesario que los países cuenten con leyes portuarias modernas que promuevan las asociaciones público privadas (APP) en los puertos. Las concesiones, que son una modalidad de APP, están estrechamente relacionadas con los exitosos modelos landlord de gestión de infraestructuras portuarias”. En ese sentido puntualiza que “basta ver los rankings portuarios, para constatar que los primeros lugares en su mayoría los ocupan terminales portuarias concesionadas. La ‘Guía de la Ley Modelo de Puertos para los Estados Miembros de la CIP-OEA’, disponible en la página web de este organismo internacional, es bastante ilustrativa al respecto”.    

Es un imperativo para todos los que estamos relacionados con la industria portuaria, contribuir a que la confianza de los inversionistas en la región se mantenga y consolide. No comparto las voces que llaman a no construir más puertos en Sudamérica. Estoy convencido que la competencia interportuaria, con los límites que el propio mercado le imponga, es un potente catalizador para lograr más eficiencia en la provisión de servicios portuarios, de tal modo que sean los usuarios finalmente los beneficiados”, sostiene el abogado.

Finalmente indica que “es difícil creer que haya empresarios temerarios -o ingenuos- que apuesten a realizar inversiones cuantiosas en los puertos sin revisar sus estudios de factibilidad y de mercado. En buena hora que los puertos existentes en la región se modernicen, que se profundice en ellos la incorporación de las últimas innovaciones tecnológicas ligadas a la automatización, y las mejores prácticas de gobierno corporativo. El aviso a los inversionistas sería: desembarquen en Sudamérica, pues la región –parafraseando al poeta César Vallejo- es más grande y promisoria que sus problemas”.

Fuente: MundoMarítimo

Share On: